Determinar el alcance de su proyecto, revisar los servidores y los dispositivos son tan importantes como el desarrollo mismo.

Tenga en mente que lo primero a determinar dentro de un proyecto cuando inicia, es el tamaño del servidor que contendrá la base de datos, el motor web, las reglas de seguridad y firewall del sistema operativo, y desde luego las capacidades físicas del propio equipo, memoria, disco duro, enlace dedicado.

Ahora bien, los medios por los cuales sus usuarios accederán a la aplicación, es un dato importante de definir en este punto, ya que determinará los alcances para los desarrolladores, si es totalmente en un ambiente web, el desarrollo mismo llevará quizás menos tiempo si lo forma por la estructura cliente/servidor con webservice o servicios JSON de respuesta.

Una vez que los servicios de base de datos han sido establecidos, es bueno tener presente el propio motor de información, es decir, nuestros proyectos siempre tienen dos opciones de motores de base de datos, Hyperfile C/S y las variantes actuales de SQL Server. Un buen análisis y proyección a un futuro medio son determinantes para incursionar en el desarrollo.

Pero, cuando ya se tiene esa parte, la base de datos, el servidor, los servicios puestos ya tiempo previo, entonces, solo queda adaptar la solución a la plataforma correspondiente y correcta, que determinará la interfaz al usuario, pensando desde luego, en lo más practico y sencillo de operar.

Aplicaciones intuitivas, con menos procesos, con más valores, y con el aprovechamiento de los recursos, tales como, lectores biométricos, colectores de datos, fotos, video, audios, captura ágil, todo para que el usuario tenga una sensación de producción avanzada. Además de los medios de comunicación en redes eficientes, Wifi, 4G, etc.